Categorías

Baño y ducha

Cambiar al gel, champú y acondicionadores sólidos es una de las maneras más fáciles de evitar residuos innecesarios en el baño y ducha. No solo pueden durar más que los convencionales, sino que al ser sólidos, necesitan menos agua para su producción, ocupan menos espacio y la huella de carbono de su transporte es menor. Descubre cuál se adapta mejor a tu piel y a tu cabello.